Carteras

Las criptomonedas son el futuro. Ese es un hecho que la gran mayoría de las personas ha ido aceptando, ya que en un mundo tan globalizado como este y con los avances de la tecnología que existen en todas las áreas y campos, resulta absurdo que la banca y la economía mundial sigan rigiéndose bajo sistemas y lineamientos arcaicos que datan de hace varios siglos atrás.

Mucho se habla sobre la minería de criptomonedas, de las mejores máquinas para minar criptomonedas y de los grandes beneficios del trading con criptomonedas. Sin embargo, una de las dudas más comunes que tienen los recién iniciados en este mundo de las criptos es cómo pueden guardar sus criptodivisas.

Al igual que con nuestro dinero, el cual depositamos en una entidad financiera para que este la guarde por nosotros y nos permita acceder a él mediante varios métodos, como la utilización de tarjetas de débito o la capacidad de realizar transferencias de dinero en línea para disponer de nuestro saldo, para almacenar criptomonedas existen varios servicios que podríamos calificar como bancos para criptomonedas.

Estos “bancos” son comúnmente conocidos como wallets para criptomonedas o carteras para criptomonedas.

Índice

    Qué es una cartera o Wallet

    Siguiendo la misma línea de ideas, una wallet para criptomonedas no es más que un servicio mediante el cual podemos almacenar nuestras criptomonedas de forma segura. Siendo objetivos, los bitcoins y la mayoría de las criptomonedas no se almacenan en ningún lado. En cambio, las criptomonedas suelen registrarse en forma de transacciones dentro de la cadena de bloques que compone la red de dicha criptomoneda.

    Dentro de esa cadena de bloques existen multitud de direcciones o “cuentas” con llaves públicas, que vendrían siendo algo así como nuestro número de cuenta; y llaves privadas, que son las claves que necesitamos para confirmar que es el propietario de la cuenta quien está ordenando la transacción. Dado que la red coteja cada petición de transacción que se hace y la registro dentro de la cadena de bloques de forma totalmente pública, es posible saber en todo momento cuantas criptomonedas tiene una dirección en concreto.

    Existen una gran cantidad de carteras para criptomonedas en las que podremos guardar todas nuestras divisas digitales. Sin embargo, así como ocurre con las entidades bancarias, cuyas condiciones y beneficios varias, las wallets para criptomonedas ofrecen servicios muy diferentes y es importante que conozcamos muy bien dónde guardar nuestras criptomonedas y bajo qué términos y factores de seguridad las estamos almacenando.

    Cuántas carteras o wallets para criptomonedas existen

    La cantidad de wallets para criptomonedas que existen es gigantesca y, debido al también gigantesco auge y crecimiento en el precio de las criptomonedas en general, todos los días aparecen wallets y servicios para almacenar criptomonedas nuevos.  No obstante, el modo en el que se almacenan las criptomonedas varía de cartera en cartera.

    Recordemos por un momento lo de las llaves públicas y las llaves privadas. Ya sabemos que la llaves públicas son como una dirección o cuenta de la que cada transacción está registrada en la cadena de bloques, y que las llaves privadas son una especie de contraseña que necesitamos para verificar una transacción desde una llave pública o cuenta para criptomonedas.

    Teniendo esto en cuenta, existen principalmente 3 tipos de carteras para criptomonedas o wallets:

    Los primeros son los monederos para criptomoneda en línea. Estos monederos o wallets son literalmente como una cuenta bancaria en línea, similar a servicios como PayPal. En nuestra cartera para criptomonedas en línea tenemos nuestras criptos guardadas detrás de un nombre de usuario y contraseña. Las llaves públicas y privadas se mantienen almacenadas dentro de los servidores de la página en la mayoría de los casos, algo que vuelve nuestros fondos susceptibles a cualquier hackeo que pueda sufrir el servidor en el que guardamos nuestras criptomonedas..

    Los segundos son las wallets para descargar. Estas aplicaciones suelen guardar las llaves privadas en nuestro dispositivo, lo que hace que estén un poco más seguras al estar almacenadas en un entorno físico. Sin embargo, la pérdida del equipo o dispositivo en el que almacenamos nuestras criptomonedas derivará en la pérdida de nuestra llave privada, y el hecho de que los dispositivos se encuentren conectados a internet no nos deja exentos de caer en manos de personas malintencionadas que se adueñen de nuestras criptomonedas por medio de cualquier vulnerabilidad.

    La tercera forma de almacenar nuestras criptomonedas es la de almacenamiento en frío. En esta se suelen utilizar dispositivos que carecen de una conexión a internet para guardar las llaves privadas de forma totalmente segura y fuera de línea. Dichos dispositivos pueden ir desde una computadora vieja sin internet hasta hardware específicamente creados para tal fin que, en forma de un simple USB, son una especie de bóveda para criptomonedas.

    Dentro del almacenamiento en frío para criptomonedas se conoce también un método llamado wallet papers o wallets de papel. Mediante este método las personas guardan sus llaves privadas en un papel y eliminan cualquier registro digital de la misma. Este es el método más utilizado para guardar grandes cantidades de criptomonedas, al punto de que muchas personas, con la intención de evitar perder la información debido a la fragilidad del papel, imprimen sus llaves privadas en láminas de metal.

    Cuáles son las mejores wallets para mis criptomonedas

    Teniendo en cuenta todo lo anterior, para almacenar nuestras criptomonedas de forma segura es importante conocer de qué forma el servicio que utilizamos almacena nuestras criptos. Hoy en día, debido a que la cantidad de hackers que andan detrás de las criptos es tanta, la gran mayoría de wallets para criptomonedas almacenan la mayor parte de las criptomonedas de los usuarios del servicio fuera de línea mediante almacenamiento en frío (ya sea en hardware o en papel) y sólo mantienen un pequeño porcentaje de las criptomonedas en línea con el fin de cumplir con la demanda de movimientos promedio que tiene el servicio.

    A pesar de todo, es muy importante que nos aseguremos de qué forma trabaja el servicio que decidamos utilizar para almacenar nuestras criptomonedas y confirmemos que el mismo cuenta con servicios de almacenamiento en frío o fuera de línea y en papel.

    La mayoría de los monederos para criptomonedas populares, tales como bitcoin o ethereum suelen permitirnos la posibilidad de obtener las llaves privadas de nuestra dirección para guardarlas de la forma que elijamos. En líneas generales, lo más aconsejable es utilizar un monedero en línea para guardar criptomonedas destinadas a ser movidas o gastadas de forma regular; y otra wallet para criptomonedas fuera de línea para almacenar nuestras criptomonedas de forma segura.

    Hablando de wallets en línea las opciones son infinitas si tenemos en cuenta a todos los wallets y exchangers. Por ejemplo, para guardar bitcoins las wallets más populares son Xapo, que nos permite hasta tener una tarjeta de débito que podemos usar para realizar pagos y retirar dinero de cajeros; y CoinBase, que además permite comprar bitcoins en una gran cantidad de países mediante tarjeta de crédito.

    En el caso de wallets para guardar ether la opción más utilizada es Mist, así como también CoinBase (que acepta un puñado de criptomonedas) y la clásica MyEtherWallet.

    Al ser estas las dos criptomonedas de mayor referencia en la actualidad, el bitcoin y el ethereum cuentan con la mayor cantidad de wallets de criptomonedas dedicadas; esto es, servicios especialmente dedicados a almacenar dicha criptomoneda y nada más. Sin embargo, tambiñen es muy importante diferenciar una cartera para criptomonedas de un exchanger de criptomonedas.

    Lo mejor que puedes hacer para saber cuál es la mejor wallet para criptomonedas es entrar a la página del proyecto de la criptomoneda y ver cuáles son las wallets que los mismos “promocionan”. De la misma forma, asegúrate de que el servicio que decidas utilizar cuenta con legitimidad, buenas referencias y un tiempo considerable dentro del mercado.

    Si hablamos de almacenamiento en frío y queremos recurrir a hardware wallets o monederos físicos, entonces dispondremos de una cantidad en constante crecimiento de dispositivos específicamente desarrollados con el fin de almacenar criptomonedas de forma segura.

    Entre estos dispositivos para guardar criptomonedas podemos encontrar, al igual que ocurre con las opciones para almacenar criptomonedas en línea, una gran cantidad de opciones distintas. Si deseas guardar una gran cantidad de criptomonedas de forma segura, lo más sensato es que pienses en comprar un monedero para almacenamiento en frío de criptomonedas.

    Entre los equipos para almacenar criptomonedas más famosos el primero en mencionar sería, sin duda, el Ledger Nano S. Este es un hardware multidivisa que cuenta con funcionalidades muy interesantes. En primer lugar, el Ledger Nano S, al igual que otros hardwares similares, aísla las llaves privadas en un entorno fuertemente protegido por un PIN de seguridad y nunca deja huellas o registros en los computadores en los que es utilizado.

    El Ledger Nano S también cuenta con una pantalla OLED en los laterales de su estructura, que tiene la misma forma de un pendrive y se conecta vía USB. Mediante dicha pantalla podemos verificar y confirmar cada transacción, utilizando también los botones laterales que integra. Explicándolo de forma sencilla, este hardware para guardar criptodivisas puede conectarse al ordenador al momento de enviar un pago en criptomonedas para validar la transacción utilizando las llaves privadas y luego ser resguardado en un lugar seguro.

    Aunque el Ledger Nano S presenta características de seguridad adicionales como la compatibilidad con segundos niveles de seguridad y autentificación, es importante recordar que de perder el dispositivo perderíamos también la clave privada, aunque esto no es precisamente cierto en todos los casos.

    Por ejemplo, el monedero físico para criptomonedas desarrollado por la compañía SatoshiLabs y que se comercializa bajo el nombre de Trezor (Que se traduce como “Bóveda” en la gran mayoría de los idiomas eslavos) nos ofrece al mismo tiempo un respaldo de las llaves privadas en modo de “semilla”. En el caso en particular de Trezor, esta wallet física para criptomonedas nos ofrece 24 palabras al azar, palabras que debemos guardar en ese orden específico y que nos servirán para recuperar nuestra llave privada en caso de perder el dispositivo.

    Son muchas las opciones que podemos elegir, cada una con más o menos funcionalidades que, según sea el caso, nos serán más o menos útiles.

    Diferencias entre Wallets y Exchangers.

    La diferencia entre una wallet para criptomonedas y un exchanger de criptomonedas es el fin con el que están diseñados.

    Si bien en ambas podemos almacenar nuestras criptomonedas de forma segura, una wallet para criptomonedas tiene como objetivo principal el almacenamiento de nuestras criptos para ser gastadas en cualquier momento mediante transferencias o, en el caso de algunas wallets como Xapo, mediante tarjetas de débito. Por otra parte, los exchangers de criptomonedas son servicios destinados básicamente a invertir con nuestras criptomonedas.

    Viéndolo de otra forma, una cartera para criptomonedas cumple la función de lo que sería una cuenta de ahorros (o corriente, en el caso de utilizarla para cubrir gastos diarios) en la cual simplemente guardamos nuestro capital. En cambio, un exchanger de criptomonedas es una especie de brooker o corredor de bolsa pero con criptomonedas. En este tipo de servicios tendremos la posibilidad de intercambiar entre varias criptomonedas y beneficiarnos de la volatilidad en los precios de una u otra.

    Dichas diferencias en la razón para la que fueron concebidas dota a ambos de características totalmente distintas. En líneas generales, las wallets para criptomonedas no suelen cobrar ninguna comisión más que aquella que cobra la red de la criptomoneda por realizar la transacción, ni para recibir ni para retirar dinero. De igual forma, en las wallets para criptomonedas no solemos contar con la opción de comprar criptomonedas, sino que sólo podremos recibirlas desde otra cuenta.

    Por otro lado, en los exchanger de criptomonedas la cosa es totalmente diferente. Para utilizar estos servicios suele ser necesario el pagar tarifas y comisiones en algunas partes del proceso que varían según las condiciones de la plataforma. Mientras que algunas te permiten depositar tus fondos sin quitarte ninguna comisión (pero te despellejan en los retiros), otros te permiten retirarlos sin ningún costo adicional, dependiendo claro del método en el que lo estés retirando (aunque usualmente, entonces, te quitan un porcentaje de los depósitos).